Fundación Carlos Slim impulsa la banda ancha para el bienestar de la población

Escrito el día 17 febrero, 2015
Etiquetas: , , , , , ,

unnamed-2

Por: Javier Mondragón Alarcón

El 11 de marzo de 2005, la UNESCO publicó un reporte por el que urgió a los gobiernos afiliados a la ONU a expandir la calidad de la educación para todos, incrementar el acceso a las TIC y mejorar la compartición del conocimiento científico internacional.

El esfuerzo intentaba reducir las “barreras digital y del conocimiento” principalmente entre los países del Norte y los del Sur, a efecto de avanzar hacia una forma inteligente de desarrollo humano, promoviendo conocimiento y creatividad.

La sociedad del conocimiento, aseguraban los autores, no debían confundirse con la sociedad de la información. La sociedad del conocimiento contribuye al bienestar de los individuos y de sus comunidades e incluye dimensiones sociales, políticas y éticas.

La sociedad de la información, mientras tanto, se basa exclusivamente en avances tecnológicos que pueden hacer accesible una masa indistinta de información a personas que no tienen las habilidades para beneficiarse de ella.

En 2005, sólo 11 por ciento de la población mundial tenía acceso al internet y el 90 por ciento de ellos vivía en los países industrializados, dando lugar a la barrera digital (the digital divide), pero la verdadera barrera que separa a los países es la del conocimiento.

Hoy, más que nunca, reportó la UNESCO, los países que tienen una importante base para la investigación y el desarrollo, un sistema de educación efectivo y una amplia gama de instalaciones para el aprendizaje público y la cultura, están distanciados de aquellas naciones que tienen deficientes sistemas de educación, instituciones que sufren de restricciones presupuestales y fuga de cerebros.

Por lo que hace a la barrera tecnológica, la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT), presidida por el Doctor Hamadoun I. Touré, creó, en 2010, la comisión de la Banda Ancha, que presiden el ingeniero Carlos Slim Helú, Presidente de Grupo Carso, y Paul Kagame, Presidente de Rwanda.

México aceptó el reto, y en 2013 modificó su Constitución para reconocer como un derecho humano protegido el acceso a las tecnologías de la información y el conocimiento; y elevó a la categoría de servicio público de interés general los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, a efecto de asegurar que lleguen al mayor número de mexicanos en el menor tiempo posible.

El éxito ha premiado el esfuerzo. Al finalizar el año 2014, 3 mil millones de personas estaban conectadas a la banda ancha, y para 2017 más de la mitad de la población estará “on line”.

Al desarrollo tecnológico ha acompañado el impacto social con mayores usos en materia de salud, educación y aplicaciones para un mejor servicio a la población, como puede atestiguar la historia de Rosa.

Rosa tiene 32 años y vive en Chemax, un municipio de menos de 35 mil habitantes en el extremo oriente de Yucatán, México. Rosa está en el séptimo mes de su cuarto embarazo. La clínica con un ginecobstetra más cercana está a 30 kilómetros, pero esta vez Rosa está más tranquila con su gestación, pues la tecnología hoy la acerca para que su médico cuide de ella y de su embarazo todo el tiempo.

Las innovaciones tecnológicas que se utilizan permiten al personal de salud sistematizar la atención y detectar posibles complicaciones durante la gestación, facilitando así las decisiones de acción y planeación oportunas previas al parto. Asimismo, al personal de los centros de salud participantes se le dota de una mochila con equipo médico que permite realizar visitas casa por casa para ubicar mujeres embarazadas.

Mediante una tableta con un software especialmente diseñado, se realizan pruebas para monitorear el embarazo, se obtiene un diagnóstico mediante mediciones clínicas y se clasifica el grado de riesgo que pudiera haber en el periodo gestacional. Las mujeres son referidas a un centro de salud específico para su atención y seguimiento, en el que son monitoreadas a distancia por médicos especializados.

Las redes de atención, que incluyen a parteras y enfermeras capacitadas, equipos de diagnóstico modernos y telecomunicaciones eficientes, son algunos de los elementos más importantes para historias de éxito como la de Rosa, y son resultado del trabajo e inversión social que la Fundación Carlos Slim realiza en conjunto con el Gobierno federal y los gobiernos estatales.

La banda ancha ya no puede considerarse simplemente como otra infraestructura, sino como una fuerza creadora liberadora del bienestar de la población.



Nuestras Redes

Fundación TELMEX

twitter Twitter

facebook16 Facebook

rss Sitio Web

Soporte
Técnico

twitter Twitter

Escudería
TELMEX

twitter Twitter

facebook16 Facebook

rss Sitio Web

Perro
Wow

twitter Twitter

Telmex Blog (C) Todos los derechos reservados Telmex 2010-2011 | Aviso de Privacidad | RSS